Móvil|2 febrero 2012 1:11 pm

Samsung Galaxy S VS. Samsung Galaxy S Advance


samsung galaxy s advance versus

La firma coreana Samsung nos ha sorprendido esta semana con la incorporación a su catálogo del nuevo Samsung Galaxy S Advance. Se trata de una edición que aumenta las prestaciones del Samsung Galaxy S original, pero que no deja de estar entre este dispositivo y el Samsung Galaxy S2. Como sabes, la compañía Samsung ha sido desde el principio bastante generosa a la hora de crear nuevas versiones de un mismo teléfono. Se trata de aumentar o de reducir características pero de satisfacer, en todo momento, al gran público que tiene Samsung, cuyos intereses son múltiples y suelen estar diversificados. En esta ocasión nos encontramos ante un dispositivo, el Samsung Galaxy Advance, equipado con el sistema operativo de cabecera para Samsung, Android, y con un potente procesador de doble núcleo.

Está claro que el Samsung Galaxy Advance es un versión mejorada del dispositivo original. Es muy probable que lo veamos en primicia en el Mobile World Congress 2012, un evento en el que se darán a conocer las principales novedades de Samsung y en el que no estará el esperado Samsung Galaxy S3, según la propia confirmación que ayer emitió la compañía. A continuación, vamos a analizar todo lo que une y separa a estos dos terminales para ver cuales son sus semejanzas y en qué consisten sus diferencias.

2010 03 25 Samsung Galaxy S 2

Diseño y pantalla

A la vista está que el diseño del Samsung Galaxy S y del Samsung Galaxy S Advance son prácticamente idénticos, aunque existen detalles importantes y diferenciadores que conviene destacar. Nos referimos al hecho de que el Samsung Galaxy S Advance sigue los pasos de su hermano mayor, el Samsung Galaxy Nexus, con un diseño curvo, algo que no observamos en el Samsung Galaxy S original. Samsung se encuentra en otro momento, de manera que no es extraño que encontremos cambios especialmente significativos en el diseño final del dispositivo. En cuanto a las medidas, verás que el Advance cumple con 123,2 x 63 x 9,7 milímetros, mientras que el Galaxy S original se apunta 122,4 x 64,2 x 9,9 milímetros. Pesan prácticamente lo mismo: 120 y 119 gramos, respectivamente, con la batería incluida.

La pantalla es básicamente idéntica. Ambos cuentan con una Súper AMOLED capacitiva de 4 pulgadas, con una resolución máxima de 400 x 800 píxeles. Para la ocasión, Samsung ha decidido seguir apostando por su propia tecnología Súper AMOLED, reconocida por sus elevados estándares de calidad. Las dos pantallas son Corning Gorilla, lo que significa que están fabricadas con un cristal ultraresistente, a prueba de golpes y rayaduras accidentales. En este sentido y en todos los que hacen referencia al diseño y a la calidad de la pantalla, el Samsung Galaxy S Advance se constituye como una buena opción frente al propio Samsung Galaxy S. Las prestaciones no han menguado y esto distingue a Samsung.

samsung galaxy s advance 01

Conectividad

El de la conectividad es uno de los apartados más importantes. Y es que cualquier comprador de un teléfono móvil inteligente quiere tener garantizadas las más altas prestaciones en este sentido. Y aquí no hay vuelta de hoja. Y aquí los dos dispositivos viajan a la par. Ambos operan sobre redes GSM 850/900/1800/1900 y HSDPA 850/900/1900/2100. Los dos dispositivos ofrecen conectividad 3G, el Samsung Galaxy S garantiza una velocidad HSDPA 7.2 Mbps y HSUPA 5,76 Mbps. El Samsung Galaxy S Advance, en cambio, ofrece una velocidad con tasas de transferencia HSDPA 14,4 Mbps y HSUPA 5,76 Mbps. Por otra parte, los usuarios de estos dos dispositivos podrán conectarse a redes Wi-Fi 802.11 a/b/g/n y aprovechar la conexión DLNA y Bluetooth 3.0 con A2DP. Los dos pueden funcionar como Wi-Fi Hotspot, lo que permite a otros usuarios conectarse a la red 3G del propietario del teléfono. Es lo que se conoce como anclaje Wi-Fi.

En el apartado de las conexiones externas tenemos que mencionar una entrada microUSB 2.0 y una ranura para tarjetas microSD que nos vendrá fenomenal para ampliar la memoria interna del dispositivo hasta 32 GB. Los que quieran escuchar música cuentan con una salida de 3,5 milímetros para auriculares. Si lo desean, también podrán conectar unos altavoces pequeños y disfrutar de la música en cualquier parte.

2010 03 25 Samsung Galaxy S 1

Cámara fotográfica y multimedia

Los dos dispositivos cuentan con una cámara fotográfica con sensor de cinco megapíxeles que les permitirá tomar instantáneas en una resolución máxima de 2.592 x 1.944 píxeles. Ambas disponen de autoenfoque, geoetiquetado y detector de rostros y sonrisas. La diferencia, en este caso, radica en el hecho de que el Samsung Galaxy S Advance incorpore, como novedad, un Flash LED, lo que ayuda sobremanera a la hora de obtener buenas fotografías en situaciones de baja luz o incluso de noche. Las dos cámaras son capaces de grabar contenidos en alta definición (720p@30fps), característica que no ha cambiado en absoluto con respecto a las prestaciones del primer terminal. Eso sí, la cámara secundaria (situada en la parte frontal) ha pasado de tener una resolución VGA a tener 1,3 megapíxeles. Te resultará de lo más útil a la hora de hacer videollamadas.

En el apartado multimedia, los dos dispositivos son perfectamente aptos para la reproducción de música, imágenes y vídeo. En ambas fichas técnicas se indican los siguientes formatos: MP3, WAV, eAAC+, AC3, FLAC, MP4, DivX, WMV, H.264 y H.263. Tanto el primero como el segundo, incluyen Radio FM con RDS y acceso a las principales funciones multimedia online como YouTube o Picasa. Son compatibles con Java y con Adobe Flash.

Samsung Galaxy S Advance 03

Memoria y sistema operativo

En el apartado de la memoria no se producen cambios significativos. No obstante, hay que indicar que los dos dispositivos cuentan con versiones de 8 GB y 16 GB, ampliables con tarjetas microSD de un máximo de 32 GB. En este punto hay que indicar que ambos dispositivos cuentan con 2 GB de memoria ROM, pero que el Samsung Galaxy S original se apuntaba en su momento 512 MB de RAM. El Samsung Galaxy S Advance ya incorpora una memoria RAM de 768 MB, ligeramente superior. En este mismo apartado, hay que mencionar además una de las diferencias más importantes entre estos dos terminales.

Nos referimos al hecho de que el Samsung Galaxy S cuente con un procesador mononúcleo Cortex A8, funcionando a una velocidad de 1 GHz. El Samsung Galaxy S Advance, por contraste, incorpora un procesador de doble núcleo Cortex A9 corriendo a 1 GHz. Esta importante distinción repercute directamente en el rendimiento del teléfono a la hora de ejecutar programas y aplicaciones, cosa que notarán aquellos usuarios que hagan un usuario mucho más intenso del smartphone.

El sistema operativo también sufre distinciones importantes. El Samsung Galaxy S llegó al mercado con Android 2.1 Éclair y finalmente ha sido actualizado a Android 2.3 Gingerbread. No se considera viable la actualización a Android 4.0 Ice Cream Sandwich, por lo menos de momento y hasta que Samsung no diga lo contrario. El Samsung Galaxy S Advance, por ejemplo, llega de serie con Android Gingerbread. No se ha mencionado posibilidad alguna de actualizarse. Eso se verá en un futuro.

Samsung Galaxy S 2

Autonomía

Los dos dispositivos cumplen con características bastante similares con respecto a la autonomía. Ambos incluyen una batería de ion de litio con capacidad para 1.500 miliamperios. Sabemos que el Samsung Galaxy S ofrece una autonomía en reposo de 750 horas (2G) y 576 horas (3G), además de una autonomía en conversación de 13 horas y 30 minutos (2G) y 6 horas y 30 minutos (3G). Desconocemos los balances exactos de autonomía que ha calculado Samsung para el Samsung Galaxy S Advance, puesto que por ahora no ha publicado sus análisis de acuerdo con los sistemas de medición internacionales. Estaremos atentos para ofreceros más información al respecto y poder contrastar la autonomía de los dos dispositivos.

Samsung Galaxy S Advance 08

Conclusiones

El Samsung Galaxy S Advance se posiciona como candidato ideal para aquellos usuarios que tengan la intención de obtener un rendimiento más elevado, al contar este dispositivo con un procesador de doble núcleo mucho más potente para el caso. De esta manera, el nuevo terminal – presentado para ampliar la nutrida gama de smartphones que actualmente Samsung tiene en stock - se posiciona en un espacio intermedio entre el gran potencial del Samsung Galaxy S2 y el Samsung Galaxy S original, dotado de una buena ficha técnica, pero ahora situado en la parte más baja del catálogo de la coreana. Se convertirá en una alternativa interesante para aquellos que no quieran gastar demasiado en su nuevo smartphone, en el caso de que Samsung decida etiquetar este dispositivo con una cantidad asequible o reducida con respecto al Samsung Galaxy S2 o al Samsung Galaxy S3 que vendrá.

Se apunta mejoras importantes como el Flash LED en la cámara y en el sistema de la cámara secundaria, mucho más equipada con respecto a la original. Habrá que esperar para conocer los detalles relativos al precio y a la disponibilidad para ofrecer una valoración más acertada, puesto que la decisión de adquirirlo o no por parte de algunos usuarios dependerá en gran medida de lo que finalmente cueste el dispositivo.

Etiquetas:

12 Comentarios

Dejar un Comentario